FAMILIA DEL DEPORTE LE RINDE HONOR A TINAJÓN FELICIANO

613 views

AYM Sports, LVSF, voleibol, 20 de Julio del 2016.- La familia del deporte puertorriqueño estuvo el martes presente en el velatorio del excanastero nacional Raúl “Tinajón” Feliciano, y las anécdotas de la brillante trayectoria del cialeño en el baloncesto local fueron múltiples dentro y fuera de la capilla en la funeraria Buxeda, en Hato Rey.

A sus 85 años, Tinajón Feliciano falleció el domingo en la mañana en su residencia en Río Piedras por problemas con los riñones. Mañana se efectuará su sepelio en el Cementerio de la Capital a partir de la 1:30 p.m.

Este martes, varias figuras del deporte boricua, especialmente del baloncesto, asistieron al velatorio para ofrecer sus condolencias a la familia del exjugador, considerado uno de los principales en la historia.

En una esquina en la parte interior de la capilla, el exjugador arecibeño Hiram Ruiz, por ejemplo, compartía algunas historias de sus enfrentamientos ante Tinajón Feliciano en la campaña del 1954. En aquel entonces, Ruiz contó que él militaba con Santurce y Tinajón Feliciano jugaba su primer temporada con los Cardenales de Río Piedras, después de su paso por San Juan.

“Era un problema para todos los equipos, porque nadie podía defenderlo. Hoy hablan de los triple-doble de los jugadores en la NBA y Tinajón hacía triple-doble en casi todos los juegos. Además de encestar el balón, también era un gran pasador y reboteador. Tenía la habilidad de jugar casi todas las posiciones. Medía 6’0” y jugaba como centro, pero el dirigente Víctor Mario Pérez lo utilizaba también como armador. Toda la ofensiva fluía a través de él. Fue algo increíble, porque los hombres grandes para aquella época no eran ofensivos y no salían de la pintura. Tinajón lo cambió todo”, relató el exapoderado de los Capitanes de Arecibo en el BSN.

Tinajón Feliciano debutó en la liga superior en el 1947 con los Gallitos de la Universidad de Puerto Rico, y en el 1949 se convirtió en el primer jugador en promediar más de 20 puntos por juego. Fue la primera gran figura ofensiva en la liga. Terminó su carrera con una media de 19.9 puntos.

“En el juego final del 1947, San Germán le ganó a los Gallitos, 39-33. Dos años más tarde, Tinajón anotó 46 puntos en un solo juego. Fue el primero con 40 puntos en un juego. Fue quien abrió los canastos para esa época. El juego era uno lento y aburrido, y Tinajón lo revolucionó. Se convirtió en un ídolo en la UPR y en el 1948 el equipo rompió el récord de asistencia. Y todo lo hizo mientras era estudiante de Derecho”, compartió el exjugador, Ibrahim Pérez.

Fuera de la capilla, otros exbaloncelistas también compartían historias de Tinajón Feliciano. El excanastero de los Cardenales, Demetrio Fernández, fuea uno de ellos. Fernández tuvo el privilegio de jugar a su lado por varias campañas, logrando dos campeonatos con los Cardenales.

“Lo conocí a los 12 años y nos reuníamos en la cancha. Raúl fue un perfeccionista. Era muy dedicado. Le gustaba practicar y le rindió frutos en su carrera. A veces ganábamos un juego y él decía ‘mañana hay que practicar para mejorar aquello…’ También fue un gran abogado y juez”, compartió Fernández.

Tinajón fue el menor de cuatro hermanos. Nació en Ciales en el 1930 y, eventualmente, llegó al área metropolitana. La familia Feliciano lucía ayer extremadamente agradecida por las muestras de apoyo en estos pasados días. “La familia del deporte ha sido especial con nosotros. Nos han apoyado grandemente y será algo que no olvidaré”, dijo uno de los hermanos de Tinajón, Lino Feliciano.

“Siempre vamos a recordar a Tinajón como un hermano humilde y un padre ejemplar. El baloncesto era su pasión. Podía quedarse practicando hasta las 7:00 p.m. en la cancha. Se desarrolló como un gran jugador en la universidad. Tenía una gran visión de la cancha. Fue un jugador dominante”, indicó Lino al señalar que su hermano vivió más de 30 años en Estados Unidos, “pero los últimos cinco o seis años los vivió aquí, porque ese era su deseo; de regresar a su tierra”.

Tinajón Feliciano también representó a Puerto Rico en los Juegos Centroamericanos del Caribe de 1950 y 1954, a la vez que fue presidente de la Federación de Béisbol Aficionado y fue exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte Puertorriqueño en el 1966.

A Tinajón le sobrevive su esposa Lydia y tres hijos.

Escrito por Heriberto Rosario

AyM Sports

No te pierdas lo mejor del deporte nacional ¡en vivo! por internetv.tv

Comments

Comments

Biografía del Autor

Ana González

Licenciada en Ciencias de la Comunicación y fanática del beisból y del futból americano; inquieta y creativa espera que su pluma agrade y encuentre mentes con quien compartir su afición.