MAYOR LA MOTIVACIÓN PARA DENIS CLEMENTE

472 views

AYM Sports, BSN, basquetbol, 03 Agosto del 2017.-  Denis Clemente realiza un peculiar calentamiento previo a los partidos de la temporada 2017 de los Capitanes de Arecibo.

Contrario a la mayoría de los canasteros del Baloncesto Superior Nacional (BSN), el base de 6’1’’ de estatura sale al tabloncillo con una bola oscura, más pesada que el balón de juego.

Clemente camina por la cancha pasándosela entre las piernas, además de realizar otros ejercicios de dribleo con la pelota que pesa unas siete libras, cinco y media más que la anaranjada y crema que acostumbra a tirar detrás de la línea de tres puntos en los partidos.

“Desde noviembre la uso. Vi a un amigo que la estaba usando y me dijo que trabajaba bien. Que te ayuda calentar mejor. Cuando esté practicando, entonces se siente más liviana la otra bola”, explicó el base de 31 años a El Nuevo Día.

La bola ha fortalecido los dedos, muñecas y antebrazos de Clemente, una mejoría que se notó en su tercer año con los Capitanes, con quienes juega su tercera final consecutiva.

“Es cuestión de práctica. Me he mantenido trabajando, haciendo las cosas bien”, expresó.

La exestrella de los Wildcats de Kansas State en el baloncesto colegial, oriundo de Bayamón, se ha dejado sentir durante la postemporada del BSN para ayudar a los Capitanes a regresar a la final para defender el título conquistado el año pasado.

El Novato del Año de 2011 atraviesa por su mejor temporada desde el 2014. En 34 partidos de campaña regular, promedió 12.7 puntos con 4.4 asistencias y 41 triples anotados en 137 intentos para un 30 por ciento, todo con un quinteto de la Villa del Capitán Correa que tuvo las bajas del delantero Renaldo Balkman todo el año y a un limitado Guillermo Díaz, quien lidia con una lastimadura en una de sus caderas.

La puntería de Clemente ha estado más fina durante los ‘playoffs’. En un partido contra los Santeros de Aguada en la semifinal, atinó ocho triples.

“Es dedicación. Vengo a estar más tiempo en la cancha y más ahora que tengo dos chiquitos (hijos), tengo una motivación. Siempre he dicho que al final del día quiero que ellos escuchen buenas cosas de mí y es lo que trato de hacer”, explicó.

“Una persona egoísta se mira en el espejo y se dice ‘lo estoy haciendo bien’. Yo no puedo decir eso. Mis compañeros me han dado esa confianza de poder hacer las cosas y le doy gracias a ellos. Me he preparado bien para esta temporada, he trabajado y se están viendo los resultados”, añadió.

Deseo de jugar por Puerto Rico

Cuando Clemente fue seleccionado en el primer turno del sorteo de jugadores de nuevo ingreso en el 2011 por los Capitanes, el apoderado Luis Monrouzeau lo catalogó como el “próximo armador de la Selección de Puerto Rico”.

La premonición, hasta la fecha, no se ha hecho realidad. Empero, Clemente continúa esperanzado en poder vestir las franelas de Puerto Rico por primera vez.

“Como cualquier jugador, la meta es poder representar a un país. Mala suerte que no se me ha dado y que nunca he estado ahí. Yo digo que el baloncesto sigue y yo seguiré jugando hasta donde pueda ir y dar lo mejor de mí. Ojalá se me diera la oportunidad”, indicó.

En los pasados años, Clemente ha tenido que irse a jugar o pasar la temporada muerta del BSN en Europa para estar con su familia ya que su esposa, Gabriela Clemente, es oriunda de República Checa y tuvo problemas de visado para permanecer en la isla. De igual forma, ha estado activo en la liga profesional de México desde el 2013 con los Pioneros de Cancún.

“Ojalá se me dé una buena oportunidad (en Europa). He escuchado rumores, pero nada concreto. No me creo que soy el mejor ni nada, pero puedo enseñar mi talento en cualquier lado. Vamos a ver qué pasa”, sentenció.

Escrito por Luis Modestti

AyM Sports

No te pierdas lo mejor del deporte nacional ¡en vivo! por internetv.tv

 

Comments

Comments

Biografía del Autor

Ana González

Licenciada en Ciencias de la Comunicación y fanática del beisból y del futból americano; inquieta y creativa espera que su pluma agrade y encuentre mentes con quien compartir su afición.