EL BÁSQUET BORICUA CELEBRA EL 20 ANIVERSARIO DE UNA HISTÓRICA MEDALLA

221 views

AYM Sports, BSN, basquetbol, 07 Agosto del 2017.-De vez en cuando, el doctor Rafael Martínez Ruiz pasa a la ligera por su oficina en Pennsylvania y mira de reojo una medalla muy especial que tiene encuaderna da y que guarda en un lugar muy especial en su área de trabajo.

El color de la presea es de plata. También es de calidad mundial, y a Martínez Ruiz, un médico especializado en anestesiología, le costó bastante sudor ganarse la misma.

Con 6’8”, Rafa, como le conocían en el Baloncesto Superior Nacional (BSN), fue parte integral del grupo de 12 boricuas que participaron en el II Torneo Mundial Sub-22 que avaló la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), el cual se jugó en Melbourne, Australia.

Este mes de agosto se cumplen 20 años de la gesta que logró el equipo dirigido por Carlos Morales y Carlos Calcaño, que ganó plata en el certamen. El torneo se jugó del 1 al 10 de agosto de 1997 y participaron 12 selecciones divididas en dos grupos, A y B. Los boricuas jugaron en el B.

Australia, que tuvo marca global de 6-2, se llevó el oro al vencer en el partido final a Puerto Rico por 88-73.

La selección boricua la conformaron Carmelo Travieso, Edgar Padilla, Orlando ‘Guayacán’ Santiago, Danny Santiago, Ángel Paniagua, Fernando Ortiz, Bobby Joe Hatton, Rolando Hourruitinier, Carlos Vázquez, Puruco Latimer, Sharif Fajardo y Rafa Martínez.

En ese partido final, Guayacán marcó 20 puntos, Danny registró 13 tantos con ocho rebotes, Carmelo anotó 12 puntos, y Padilla otros 13 con cuatro asistencias y cuatro rebotes.

Australia tuvo cuatro jugadores en doble dígito.

El bronce fue para Yugoslavia que venció a Argentina, 84-72.

El resto de los países participantes fueron Estados Unidos, Turquía, España, Lituania, Corea, Egipto, Nueva Zelanda y China. Australia jugó para 6-2, Puerto Rico para 7-1, Yugoslavia para 5-3 y Argentina para 5-3.

En el primer partido, Puerto Rico dominó a China por 126-47. El excentro de los Rockets de Houston en la NBA, Yao Ming, jugó por China.

Martínez lo recuerda muy bien. “Ese primer juego (ganarlo) llenó a todo el mundo de mucha confianza”, dijo Martínez en una conversación con los moderadores de la página deportiva Clecas del Deporte, que realizó una serie de entrevistas sobre ese equipo.

Martínez, en ese primer partido, anotó ocho puntos, se llevó tres rebotes y tiró de 6-4 del tiro libre… Pero, además, tuvo que enfrentar a Yao Ming, de 17 años, (actualmente mide 7’6”) bajo la pintura.

“Se me quedó claramente en la memoria su estatura. Estaba crudito, era como un palito (flaco), pero me llevaba casi un pie de estatura y eso que yo mido 6’8”, dijo Martínez, quien vio acción por espacio de ocho años en el BSN.

En el Mundial Sub-22 jugó la crema y nata del básquet internacional de ese momento. Carmelo Travieso y Edgar Padilla eran jugadores de nivel internacional. Ambos se destacaron como colegiales en la NCAA con U-Mass y en 1996 formaron el ‘backcourt’ boricua en los Juegos Olímpicos de Atlanta. Del equipo boricua, Danny Santiago llegó a la NBA e hizo nombre en Europa. Fajardo, Hourruitinier, Hatton, Guayacán y Latimer fueron estelares en el BSN y lucieron a nivel internacional.

Jugadores de otros países como Pat Garrity, Andre Miller, Corey Brewer, Brad Miller, Michael Doleac (USA) dieron el salto a la NBA. Manu Ginóbili, Pepe Sánchez, Fabricio Oberto, Luis Scola, Leandro Palladino, Leo Gutiérrez, fueron puntales a nivel internacional con Argentina. Los turcos Serkan Erdogan, Hidayet Turkoglu y Mehmet Okur fueron otros grandes en el básquet internacional. El español Jorge Garbajosa, Marcialionis y Zukauskas (Lituania) y el yugoslavo Stanojevic también hicieron carreras grandes en sus selecciones.

Escrito por Raymond Pérez

AyM Sports

No te pierdas lo mejor del deporte nacional ¡en vivo! por internetv.tv

 

Comments

Comments

Biografía del Autor

Ana González

Licenciada en Ciencias de la Comunicación y fanática del beisból y del futból americano; inquieta y creativa espera que su pluma agrade y encuentre mentes con quien compartir su afición.