Juegos Olímpicos: Alfredo Castillo vive un momento complicado al frente de CONADE

955 views

AYM Sports, Enrique Peña Nieto, Alfredo Castillo, Estado de México, CONADE . – En su momento más bajo de popularidad y necesitado de buenas noticias, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ve estos días caer en desgracia al titular de Deportes, Alfredo Castillo, cercano colaborador suyo desde los tiempos en que era gobernador del Estado de México.

El titular de la Comisión de Cultura Física y Deporte (Conade) arrancó esta semana desmintiendo que su pareja sentimental haya viajado a Río de Janeiro “con recursos públicos”, uno de los numerosos señalamientos que ha recibido en los últimos días en medio de los magros resultados de la delegación mexicana en los Olímpicos.

El mismo lunes el país era sacudido por el secuestro de un grupo de personas, entre ellos un hijo de Joaquín “el Chapo” Guzmán, en un lujoso restaurante en plena zona hotelera de Puerto Vallarta, y un día después Peña Nieto clamaba por “rescatar las buenas noticias” frente a las malas que muchas veces marcan la agenda pública.

Y es que el mandatario tiene muchos frentes abiertos en el país, que van desde las protestas de los maestros que buscan la derogación de la reforma educativa y la violencia generada por los cárteles de las drogas hasta los ataques a los mexicanos del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, y las dificultades económicas por la caída de los precios del crudo.

La recaptura del Chapo Guzmán en enero pasado generó un leve repunte de la popularidad de Peña Nieto, pero en junio cayó a su nivel más bajo con un nivel de desaprobación de su gestión de 53 %, según un sondeo del diario El Universal.

Un nuevo escándalo sacude al Ejecutivo por la actuación de Castillo, un abogado de 41 años que asumió las riendas de la Conade en abril de 2015 después de un año de gestión al frente de la comisión creada por el Gobierno para pacificar el estado de Michoacán.

El político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) afronta una avalancha de críticas por el desempeño de la delegación mexicana en Brasil, que empezaron desde el mundo del deporte pero pronto se extendieron a la política.

“En México el deporte está secuestrado por intereses personales y, desafortunadamente, también por funcionarios improvisados”, dijo el miércoles la senadora Mariana Gómez del Campo, quien pidió a Castillo que “dé una explicación” al Legislativo sobre la actuación mexicana.

México cuenta con grandes atletas, pero la mayoría ha llegado a Brasil “por sus propios méritos” y por su “propia lucha”, y si Castillo “tuviera dignidad y no fuese tan soberbio”, renunciaría, apuntó la senadora del conservador Partido Acción Nacional (PAN).

Hasta ahora el país solo ha ganado una medalla de bronce en el boxeo y a medida que pasan los días disminuyen las posibilidades de llegar al resultado de Londres 2012, cuando conquistó una presea de oro en fútbol, tres de plata y tres de bronce.

Castillo respondió desde Brasil que comparecerá ante el Legislativo para explicar los resultados y explicó una radioemisora local que el presupuesto dirigido al deporte se redujo 60 % en los últimos tres años.

Pero las críticas no solo son por la escasez de preseas entre el centenar de deportistas que acudieron a Río, sino por el comportamiento de Castillo, quien viajó acompañado por su novia, muy criticada por portar el uniforme oficial sin tener los méritos para ello, e incluso por una masajista.

Al inicio de su gestión prometió apoyar a los mejores de cada disciplina rumbo a los Juegos Olímpicos, y aseguró que “los hechos van a demostrar más que las palabras”.

Esta vez los hechos lo han puesto contra las cuerdas. Misael Rodríguez, único mexicano que ha ganado medalla, dijo que la presea le sabe mejor después haber tenido que “botear” (pedir dinero) junto con sus compañeros en el transporte público por la falta de apoyo de las autoridades.

Unos minutos después del triunfo del peso mediano, la Federación Mexicana de Boxeo pidió a Castillo en las redes sociales “que no se vaya a colgar esta medalla”.

Habrá que ver cómo se defiende ante el Congreso y si Peña Nieto decide moverlo, tal como hiciera en enero de 2015 cuando puso fin a la labor de Castillo en Michoacán tras una ola de críticas por un repunte de la violencia en ese estado.

Al inicio de la actual Administración en diciembre de 2012, este político apodado el Virrey fue procurador federal del consumidor.

Previamente fue fiscal del Estado de México en el último tramo del mandato de Peña Nieto como gobernador. Castillo llegó a ese cargo tras la renuncia de Alberto Bazbaz a raíz de las críticas que recibió por la investigación de la misteriosa desaparición de la niña Paulette Gebara Farah en marzo de 2010.

La investigación concluyó que la menor de cuatro años murió accidentalmente al quedar atrapada entre el colchón y la base de su cama, donde fue hallada nueve días después de su desaparición. Ese resultado fue recibido con gran escepticismo.

castillo

 

Comments

Comments

Biografía del Autor

Rodrigo Soto

Sin descripción